lunes, 2 de enero de 2012

Profesor, ¿Por Qué Sonrío?

Aprendí a mirarlo todo.
Tengo quince años y el Mundo ya me ha enseñado muchas cosas. La risa me enseño a llorar. El llanto me condujo a saber consolar. El consuelo me enseño a amar. El amor me enseño a soñar. Los sueños me enseñaron a esperar. Las esperas me enseñaron lo que era la desesperación. De la desesperación aprendí que hay veces que simplemente tienes que tomártelo con calma. La calma me enseño que tengo prisa. Las prisas me enseñaron que hay cosas que salen mal. Los fallos me enseñaron que puedo tropezar dos veces en la misma piedra. Las repeticiones de errores me demostraron que no soy tan lista. La estupidez me enseño que no hay edad para nada. Los años me dijeron que si me hago vieja es porque toca. Las cosas que no puedo cambiar me enseñaron que hay muchas otras que que puedo. Y todas esas cosas que puedo cambiar me enseñaran un millón de cosas más. 

¿Y tú?
¿Yo qué?
¿Estás dispuesto a enseñarme algo?

3 comentarios:

N. dijo...

me gusta muchísimo esta entrada es preciosa(:

snopy dijo...

Hermosa entrada... :D me encanta lo que escribis!

Lucia12 dijo...

Buuuuff pensaba que no volvias a escribir como subes todos los dias :) buff menooos maaal aas buelto con tus ermosos textos