lunes, 4 de junio de 2012

Temblando de Frío.

Está bien aparentar ser fría, pero da miedo serlo de verdad. Ni sientes ni padeces. Da igual lo que pase, tú te comportas igual si él te besa a ti y solo a ti, que si se va corriendo a los brazos de otra. No lloras. No sufres. No se te parte el corazón. No te importa nada. Ella llora por saber que hay otra y a ti te la suda. Él no es el indicado. Simplemente apareció de repente, en el momento adecuado. No hicieron falta palabras, ¿para qué hablar si nadie quiere rendir cuentas después? Las promesas habría que cumplirlas y los te quiero habría que demostrarlos. No merece la pena nada de eso. Ninguno de los dos es exactamente lo que quiere el otro. No es bueno tener corazón. Olvidas aprender donde ponerlo y donde no. Acabas sufriendo por chorradas que poco importan, culpando a gente que no tiene la culpa y pensando cosas que no merecen quitarte el poco tiempo que tienes. ¿No crees que es un buen consejo? No llores por alguien que te trata como lo hace él. Amas su voz, pero es ella la que te dice todas esas cosas que estarían mejor sin decir. Él fue tuyo, lo sabes, y la cagaste, de eso también eres consciente. Después él no se porto como debería. Gracias, ahora sé lo que puedo esperar que me dé y lo que no. Ni más de lo necesario, ni menos de lo indispensable. Es fácil hacerlo así, fría. Sin sentir nada de nada, pero con miedo a que algo se haya estropeado en tu interior.
Escuece por dentro mientras el hielo quema.
No duele que te fueras con ella, duele ver que no me importa.

2 comentarios:

Marinita dijo...

Holaaa!
pues si, a veces da mas miedo el darte cuenta de que no te afecta, y que quizas viviste una mentira que creias que lo querias y no era asi.
Pero si no sufres mejor, pero no es culpa tuya si sientes o no, tu sabes cmo eres por dentro, los sentimientos y emociones no se controlan.
nos leemos, un saludo!

Lola dijo...

Últimamente me he dado cuenta que lo mejor es congelarse, freezar los sentimientos, ser un cactus. En éste mundo un tanto de mierda, los que sienten son debiles, los que no, los que juegan, son los que triunfan, son los felices. Lo malo es que un dia, todo ese hielo se derrite de pronto, y ahi quedas, debastada, en un solo momento por todo ese tiempo en el que no sentiste...
Me gusta leerte, empiezo a seguirte :) Suerte!