jueves, 7 de junio de 2012

Exageras, No Hace Falta Que Huyas.

No soy tan complicada como parezco. Me gusta cocinar, aunque solo magdalenas, leer, el color... no sé, cualquiera; y las cosas bien hechas. Sonrío al ver las cosas ordenadas, pero nunca sería capaz de ordenarlas. La ropa me gusta, aunque a ti te la quitaría entera; no siempre, quizá nunca, bueno, depende de como tenga el día. No me molan nada las perdidas de tiempo ni las promesas incumplidas, si no puedes hacerlo no digas que lo harás. No busco nada en especial, solo mejorar. Odio que crean saber lo que pasó entre él y yo, nadie lo sabe, solo yo. Él no cuenta, no se le da bien recordar. Si te mereces te enterarás, sino jamás te contaré nada. Amiga de mis amigos y de todos en general. ¿Mi pasatiempo favorito? Jugar a ser feliz y también serlo, por qué no. Defectos tengo muchos: memoria inexistente, poca paciencia, nervios a flor de piel, mala leche,... la lista sería infinita, pero os prometo que intento mejorar. Hacerme llorar es difícil, pero no tientes a la suerte. Sin embargo, hacerme reír es muy fácil, simplemente pídeme que sonría (loechodemenos). Soy buena con todos, aunque contigo puedo volverme la peor. Nunca grito, solo es que mi tono de voz es fuerte. Tampoco te dejaría jamás tirado, supongo que puedes volver. ¿Tampoco es tan difícil de entender, no?


2 comentarios:

Marinita dijo...

Hola!
pues simplemente te pido que sonrias.

La chica triste que te hacía reír dijo...

¿Pero no soy tan complicado como para huir y quedarme aquí en silencio?