lunes, 12 de septiembre de 2011

Niña Grande.

No lo entiendo. Eres afortunada. Podrías tener todo lo que desearía cualquiera. Un chico que te quiera y que daría cualquier cosa por ti. Que sería capaz de poner tus intereses por delante de los suyos propios. Tienes uno, y otro, y otro más. Pero nada. Tú a lo tuyo. Sin mayor quebradero de cabeza que el de ocuparte de que el rebaño no se aleje demasiado de tus faldas. La cosa no es así. No puedes jugar con todos. Soy tu amiga. Te lo digo porque lo veo y sé que no está bien. Te lo digo y no me escuchas. Pasas del tema. Me pones un mal gesto y te enfadas conmigo por un rato. Yo sé que es un pique tonto, pero es que es tan tonto que no tiene razón de ser. Tú sabes la verdad también como yo. ¿Por qué todos se largan tras un tiempo? Porque descubren que tu solo eres una niña grande que quiere jugar.

2 comentarios:

snopy dijo...

Me encanta :) BESO <3

sandra dijo...

Es genial ;) por cierto (no quiero parecer SPAM) perpo te sigo, soy sandra del blog mimundoesescribir y te sigo porque tienes un blog genial, si quieres, pasate por el mio (si no lo sigues lo entenderé)
http://historias-de-sandra.blogspot.com
geracias y un beso enorme!