domingo, 29 de abril de 2012

Fight For Me? I Will Do It, You Can Run Away.

Te juro que por ti haría cualquier cosa. Lo que me pidieras. Una oportunidad más. Un beso al anochecer. Un grito a tiempo. Un trato a escondidas. Todo lo que me digas se cumplirá. Pero no creas que por esto me tienes en tus manos. Puedes beberme entera, sacarme todo el jugo, patearme con ganas, azotarme hasta marcarme el corazón, ni después de todo eso estaré acabada. No te equivoques, hay cosas que no te he dado y no tengo pensado darte. Esas cosas que son mías, forman una parte de mí a la que quiero incluso más que a ti, y las cuales tú desconoces por completo. Tu fuerte nunca fueron los detalles, ni los tuyos, ni los míos, y así es como me he escondido tanto tiempo. Porque desde el principio supe que no siempre estarías ahí. Lo olí en el momento en el que te vi por primera vez, el momento de mi primer error, y desde ese día se podría decir que tengo un plan de emergencia. Un plan B para no atascarme en el A, un Diciembre en el que empezar el verano otra vez. Desde ese día podías tirarme de un tren en marcha que yo iba a sobrevivir (me lo había jurado): Nunca ibas a matar esa parte de mí que no conocías.

Me niego a hundirme.
Suena egocéntrico pensar que todavía te acuerdas de mí, ¿no? Desde luego no sé como ves tú las cosas, pero yo creo que los recuerdos jamás cambiarán. Quizá los olvides. Sin embargo, estoy segura de que los buenos momentos siguen ahí, en tu memoria, y que te asaltan cuando menos lo quieres. Creo que es por eso, por esa estúpida esperanza, por lo que dejo claro que ahora mismo te daría una segunda oportunidad(aunque creo que ya vamos por algún número más), de modo que sabes que puedes regresar. No temo que no lo hagas, de aquí a un tiempo todo pasará y yo volveré a ser la de siempre: la chica que te demuestra que vive mejor sin ti. Puede que ese día llegue ya. Lo meteré todo en la maleta, dejándote a ti fuera de ella, y me iré tan lejos que ya no podrás hacerme sonreír. Entonces en mi sueño, en ese momento, tú te das cuenta de que cometiste dos errores: el primero, dejarme ir y el segundo, darme la oportunidad de demostrarte lo feliz que soy sin ti.

I Fight For Me.

1 comentario:

Milagros, la androide. dijo...

así se habla, buen texto :)