lunes, 14 de abril de 2014

Piece.

- ¿Sabes lo que duele?
~ No.
- Yo tampoco...

¿Qué ocurre? ¿Dónde estoy? ¿Por qué todo está tan lejos? ¿Cuando se ha vuelto todo tan grande? ¿Cuál fue el motivo para que todo haya dejado de tener sentido? ¿Cómo he llegado hasta aquí? ¿Para qué debo averiguarlo? No sé que pasa. No sé que duele. No sé por qué estoy arriba ni cómo llegué abajo. Sé fuerte, solo sigue empujando. Las palabras dejan de tener sentido. Escribo sin mirar; creo sin pensar. No sigo un hilo, todo se atasca y vuelve a comenzar. Soy pequeña, me siento pequeña; pequeña y fuera de lugar. Nada existe. Nada tiene sentido. Nada es mio. Ni siquiera el dolor. Se siente lejos, muy lejos. Se siente vacío. No se siente bien. Renquea el pensamiento. Se para y otra vez a andar. Es absurdo. Quiero serlo todo, pero la nada se siente como en casa. Quiero empujar pero no hay contra que hacerlo. Caigo al suelo y me quedaría allí. Quiero quedarme allí. No me entiendo. No me entiendes. No me entienden. No me ilusiona. ¿Qué tal estás? Bien. No lo sé. Hoy no es mi día. No es mi semana. Ya no es mi calendario. Solo duele, los no-sentimientos duelen, las palabras encadenadas duelen, las notas duelen. Alma en cuerpo ajeno. Ojos vagabundos. Vaguemos por la soledad, que la noche me acompañe. ¿Quién robó la magia de la navidad? Tan en el cielo estando tan hundida en el barro. Cubre las manos, cubre el pecho, cubre el corazón. If I die young. La oscuridad llega: nadie ve tus ojos al fin. Puedo ser yo, yo con mis fantasmas. Duelen al revolverse. Duelen al escapar con tu parte favorita del guión. La cordura bien lejos. No vuelvas. No ahora, no esta noche. Deja que me vista para la ocasión. Deja que regrese la risa. Deja que se atranque y empiece de nuevo a funcionar. No lo entiendo. No lo entiendes. No lo entienden. No quiero comprender. Quiero que pase. Quiero esta ingravidez pero sin la culpa. Vacaciones, retiro, abandono, olvido. Sola, puedo sola. El cielo, el infierno. El fin del mundo, mi cama. Como el que ya no lo quiere. Como el que ya no lo siente. Como el que trató de luchar. Hoy no. Hoy es mio sin que nada lo sea. Hoy es la metáfora de mi escape. Hoy vivo fuera. Hoy no toca volver. Hoy solo vacío. Hoy solo duele.

¿Sabes lo que duele? No saber.

2 comentarios:

Valkyrias dijo...

Es un texto maravilloso. Me encanta todo tu blog en general, lo que escribes, la música... Espero que te vaya todo muy bien y continues escribiendo. Un beso.
-Nanna

Pequeña soñadora:) dijo...

Holaaaa! Tu blog es genial, que lo sepas. Yo también tengo un blog. Escribo una novela, se llama perdonaporquerertetanto.blogspot
Espero que te guste.
Gracias!
:D