viernes, 3 de enero de 2014

Contigo.

Contigo ahora. Contigo desde hace poco. Contigo soñando con futuros inciertos pero prometedores y deslumbrantes. Contigo hasta enloquecer más aun de lo que ya estamos. Contigo no quiero un como siempre. Contigo prefiero innovar, darme del todo a mi locura y que la tuya y la mía se fundan en una. Contigo de la mano seremos los dos Quijotes de la nueva historia, prometiendo cosas imposibles con el ardor de querer cumplirlas a raja tabla, sin apearnos del caballo jamás por mucho que todos crean que carecemos de cordura alguna. Porque contigo no quiero viejas patrias del amor: París está ya demasiado lleno de corazones rotos; ni tampoco fechas de calendario arbitrarias. Contigo quiero hasta enloquecer. Buscar nuevas naciones sin banderas, destrozar el orden establecido, levantarme contra todo aquello que no tiene razón de ser. Contigo yo despierto. Contigo yo abro mis ojos al mundo y a mí. Contigo lo formal se transforma en desbordador todos los días. Contigo lo civilizado queda descartado como un todo. Contigo, de la mano, doblo esquinas sin miedo a que habrá al otro lado, salto al vacío sintiendo que el vértigo abraza mi corazón para mantenerlo alto. Contigo no me siento dos: a ratos somos uno y a ratos la humanidad. Contigo hasta enloquecer.

Puede que el tiempo sea finito para todos nosotros; sé que los amigos te fallan, que la familia se muda, que los compañeros se cansan y, sobretodo, que la gente se muere; sin embargo, tenemos la capacidad de ser eternos e infinitos. Podemos ser ángel, escrito, canción, cuadro, y eso siempre permanecerá.

Contigo, sin ser ninguna de esas cosas, me siento infinita, todo da igual, queda de más si no es enloquecer juntos. La locura podría ser otra forma infinita, nuestra forma, la mía contigo. A veces escribimos por sentir que lo que vivimos es real, que no esta solo en nuestra cabeza, pero realmente, al final, lo que hago es plasmar los momentos importantes, las luces que me hicieron comenzar a teclear ahora están claras, ¿qué pasará en cuestión de tiempo? Da lo mismo, a quien le importa, voy a enloquecer contigo, vamos a ser eternos e 
infinitos.


3 comentarios:

Gabriel Alvarez dijo...

Gracias por la informacion esta muy interesante me gusta la idea mirad mi sitio web aca http://bit.ly/1lpxpvL

Nasi♥ dijo...

Me enamora esta entrada. Y sobre todo Joaquín Sabina. Es un ídolo para mí. Me encanta todo tu blog, todo lo que escribes es cautivador. Puedes pasarte por el mío? Tan solo estoy empezando con una compañera:$ Muchas gracias de antemano http://blog-cosas-de-chicas.blogspot.com

Anónimo dijo...

No sé si eres la persona q busco, pero aun asi te mereces comentarios preciosos y de agradecimiento, sobre todo, por la calidez de tus palabras. Pero creo q mereces q te lo digan al oido, lo suficientemente cerca, para q las cosquillas en la oreja, te hagan estremecerte. Como me pasa a mi desde un tiempo a acá, q llevan susurrandome cosas preciosas constantemente. Si luchas, ya has ganado,por lo menos, mi respeto. Hellacopter.